Porque no hacer clickbaits

Hacer clickbaiting es un error: conoce sus tres consecuencias

Crear clickbaits es un grave error que puede fulminar tu proyecto web. Yo mismo lo hice en el pasado y los resultados que obtuve no fueron para nada buenos.

Y por si las dudas,  nuestro título no es un clickbait, cómo verás, reflejará el artículo.

Tuve la oportunidad de colaborar en un pequeño medio de una localidad, con muy pocos seguidores, pero muy fieles. Éramos una pequeña comunidad digital, con poco alcance pero con mucha influencia en la localidad. Íbamos muy bien, creciendo de a poco, hasta la llegada de la idea de crear clickbaits para aumentar nuestro tráfico web, por medio de publicidad de Facebook Ads.

El resultado al principio fue aparentemente bueno: miles de visitas diarias. El porcentaje de alcance – visitas, aumentó en un 36%. Todos lo aplaudimos, sin saber que estábamos destruyendo algo tan valioso como la confianza del consumidor, “prostituyéndonos” por unos cuantos clics.

Un par de meses después, la confianza de nuestro grupo de lectores, y nuestra reputación, se fue  al diablo. La venta de suscripciones, uno de los principales medios de ingresos, cayó. Además, los ingresos de Adsense, la segunda fuente, también disminuyeron.

Pero la mayor pérdida provino del costo de la publicidad de Facebook. Una pérdida cercana a los 2000 USD, que para alguien con pocos recursos, significó la quiebra.

Fue entonces cuando aprendí  que crear clickbaits es un enfoque bastante equivocado:

Los clics, las visitas y la visibilidad, no son lo más importante. Mucho más importante es el compromiso de tus visitantes. No es importante a cuántas personas llegas, sino a quien llegas. Es más importante –y barato- enfocar esfuerzos en investigar dónde está tu público ideal y apuntar a él (SEO), que invertir en una gran visibilidad.

Lástima que lo haya aprendido con el fracaso de alguien.

Haciendo una observación de la prensa más importante del país; he observado que entre los 5 medios más importantes, al menos dos hacen uso de clickbaits. Y la poca aceptación de este tipo de contenidos es muy notable.

Precisamente, estos dos medios no son los más vendidos ni los que poseen contenidos de mayor calidad. Lo que es muy común en la mayoría de los medios que hacen uso de tácticas. Y desde allí empiezan los problemas:

La obsesión por tener clics y visitas nos lleva a un enfoque que nos aleja de lo verdaderamente importante. Le damos más relevancia a la cantidad de visitas que conseguimos, que a la experiencia que tengan dichos visitantes cuando interactúen con el contenido.

La realidad de una página web que vende algún tipo de servicio o producto, es que el usuario no va a comprar en su primera visita. Es necesario que regrese nuevamente e ir generando una confianza y engagement en él; y esto no sucederá si el contenido que le presentamos no es tan bueno como prometimos en el título.

La influencia de tu sitio web y la calidad del contenido, siempre será mejor que la cantidad de visitas. He colaborado con sitios web que basan su negocio en menos de 100 visitas diarias, y otros de 5000, que aún no pueden monetizarse. Porque, claro, el modelo de negocio también importa.

Recomiendo leer: Cómo crear contenidos de calidad que enamoren a tus clientes.

Crear clickbaits arrebata la confianza de nuestros seguidores

Se tarda 20 años en crear una reputación y 5 minutos en destruirla. Si piensas acerca de esto, actuarás de forma diferente     

Warren Buffet

Warren Buffet

Cualquiera podría intentar refutar todo esto poniendo como ejemplo el éxito de algunos canales de YouTube, los cuales hacen uso de los clickbait. Sin embargo, estos canales comparten contenido realmente interesante, qué es bastante acorde a la expectativa generada en el lector.

Aun así, la efectividad del clickbait no es rentable a largo plazo: cómo consecuencia, cada día es más difícil captar la atención de los usuarios. Por lo que depender del clickbait no es para nada recomendable en negocios a largo plazo.

Y en el caso de proyectos digitales más o menos serios (como la historia de nuestro pequeño medio) no es para nada recomendable hacer clickbait. La consecuencia directa es acabar con la credibilidad y confianza del usuario.

Es un riesgo que las empresas en internet no deberían asumir, pues ganarían muy poco arriesgando mucho.

Los internautas cada día demandan mayor calidad en los contenidos, y son cada vez más bombardeados por mensajes engañosos. Por lo tanto cada día son más inmunes a este tipo de mensajes, y quienes hacen uso de estas tácticas, necesitan bastante exposición.

Me temo que el pastel de YouTube ya está repartido para el clickbaiting, y los canales nuevos deben aportar contenido de calidad para supervivir.

Insisto en que en vez de destruir la confianza del usuario, es mejor impulsarla.

A largo y mediano plazo puede ser más costoso

Otro de los problemas de hacer clickbait, es que estos pueden resultar bastantes costosos en términos de tiempo y dinero.

El problema radica en que el clickbaiting no proporciona resultados duraderos, sino que las visitas, así como llegan, pueden esfumarse rápido. Tal vez en YouTube un vídeo pueda posicionarse por un buen tiempo, pero en el tema de los blogs, los resultados son efímeros. Y el SEO no aporta mucho.

La rentabilidad de un negocio online está precisamente en la fidelización de clientes, pues es mucho más barato fidelizar que conseguir nuevos clientes. Por ende, las visitas efímeras no son tan buenas como las provenientes por medio de Google.

A corto plazo es posible obtener visitas, pero a mediano y largo plazo, definitivamente da igual.

Cómo crear un título atractivo sin hacer clickbaiting

Debo resaltar que el título de una publicación, artículo, vídeo, o libro; obviamente es muy importante. Este es el primer contacto que tenemos con el lector, y si no lo hacemos bien perderemos su atención e interés.

Pero el clickbaiting es algo muy diferente a esto, pues al crear un clickbait estamos engañando al lector. El título o la imagen amarillista que atrae la atención, genera una alta expectativa en el lector; esta expectativa no es cumplida y es allí donde se produce el engaño.

Entonces, ¿cómo llamar la atención del lector sin engañarlo?

Lee la siguiente infografía:

Recomiendo leer: Cómo crear vídeos que molen para Linkedin.

Crear títulos atractivos
Cómo crear títulos atractivos sin necesidad de hacer clickbaiting.

Pymesworld ayuda a empresas, autónomos y partículares a alcanzar audiencias de valor y calidad. Conoce nuestros servicios de posicionamiento.

Puntuación General
[Total: 1]

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
×
Hey! Estamos Online! Si quieres puedes enviarnos un Whatsapp. Haz click otra vez en el icono! 😜