valores de la cultura empresarial

Tu empresa necesita de los siguientes 5 valores para evolucionar

5 valores de la cultura empresarial y cómo desarrollarlos.

Si has tenido la oportunidad de trabajar en varias compañías, sabrás que el concepto de empresa perfecta es una utopía. Ni las más grandes organizaciones son perfectas, todas tienen problemas.

Así que los valores de la cultura empresarial de tu organización no traerán la perfección, pero sí que puede mejorar radicalmente tu empresa y su rendimiento.

Y para ello, hoy aprenderás 5 valores de la cultura empresarial y cómo desarrollarlos para mejorar el rendimiento y toda tu compañía, en general.

Te recomendamos: El futuro de las marcas.

cultura-empresarial
Infografía 5 valores de la cultura empresarial

Si deseas aprender cómo evolucionar tu empresa desarrollando esos valores, continúa leyendo.

La única forma de hacer un buen trabajo es amando lo que haces

Steve Jobs

Steve JobsFundador de Apple

Uno de los valores de la cultura empresarial exitosa, es la pasión de los miembros de la empresa por el trabajo. Es decir, el amor por los objetivos que se persiguen en la empresa que laboramos.

Un estudio hecho por Adecco en 2014, llamado “la felicidad en el trabajo”; reveló el 80% de los trabajadores se muestran inconformes en sus actuales puestos. Y dicha inconformidad afecta el rendimiento. Pero el 46% de las empresas no hacen nada al respecto.

¿Eres parte de ese 46%?

La pasión de los trabajadores y miembros de una empresa son el combustible de su rentabilidad, evolución y permanencia en el mercado ¿Pero cómo lo fomentamos? ¿Cómo hacemos que los miembros de nuestra empresa amen lo que hacen?

La cuestión nace desde la contratación de los empleados y el liderazgo de los altos rangos de la compañía; pero existen otros factores a superar que incitan a los trabajadores a no realizar sus funciones con la pasión deseada:

  • Uno de esos factores es la inexistencia del mérito al dar buenos resultados: si el empleado hace el trabajo mejor, nadie se lo reconocerá, por ende da igual si se esfuerza; no hay ningún premio; así que sólo se preocupará por dar el rendimiento mínimo aceptable.
  • No se siente parte de los planes de la organización: Muchas veces incluso los empleados ignoran cuáles son los objetivos de su compañía. Simplemente se considera un asalariado más. De hecho, puede que siempre tenga en mente que dentro de un año será despedido cuando se termine el contrato ¿Así que para qué esforzarse?
  • Sus jefes, e incluso los dueños de la empresa, no tienen ningún interés en ellos más allá de que den el rendimiento que necesitan. Ni siquiera han entablado una amistad. Su interés no va más allá de lo laboral. Al final, el subalterno termina viendo a su jefe como una persona sumamente egoísta a la que sólo le importa hacer dinero.
  • No sienten que estén trabajando bajo un objetivo en particular. De hecho, no hay una meta clara u objetivo atractivo que les plantee retos.

Kaizen 改善

Uno de los valores de la cultura empresarial japonesa es el término Kaizen.

Y Kaizen no es más que una palabra con la cual denominar al cambio constante. La mejora diaria está en esa cultura, y gracias a ella Japón logró recuperarse y superarse después de la devastadora segunda guerra mundial.

Y hablando de valores de la cultura empresarial exitosa, anhelada por todos, lo mejor que podemos inculcar en nuestra organización es Kaizen.

¿Cómo lograr que todos los miembros de nuestra organización se involucren en un cambio constante?

Felicitar los logros siempre es la mejor manera de fomentar el crecimiento constante. De igual forma, la premiación de vez en cuando, y el reconocimiento sincero son grandes incentivos para fomentar el crecimiento.

No desistir en el mejoramiento diario, hacer seguimiento a esa evolución, serán el combustible para la evolución diaria.

Presentar objetivos atractivos y un fin común que alcanzar con tu empresa, es otra de las formas para lograr tus objetivos-

La comunicación también es importante; tanto como saber transmitir como el saber escuchar y entender. Si quieres ahondar en este tema te recomiendo nuestra guía para crear un plan de coaching empresarial.

Confianza, uno de los valores de la cultura empresarial más importantes

La confianza es otro de los valores en la cultura empresarial más importantes que existen.

Las empresas que logran fomentar la confianza entre el personal y las directivas; logran aumentar su productividad por medio de la colaboración y la motivación.

Por ende, fomentar la confianza es uno de las mejores estrategias para sembrar una cultura empresarial atractiva que haga ameno el ambiente de nuestra empresa.

Decirlo es muy fácil, aquí el meollo del asunto, es:

¿Cómo fomentar la confianza dentro de nuestra empresa?

Sorprendentemente la confianza empieza por los líderes, quienes deben mostrarse sinceros y coherentes ante sus subalternos. Si la confianza empieza desde allí, se va a transmitir al resto de la organización.

Conocer, comunicarse y socializar con los subalternos constantemente, es otro de los requisitos para fomentar los valores de la cultura empresarial más humana. De igual fomentar la comunicación entre ellos crea lazos fuertes, que impulsarán el compañerismo.

También hay que evitar el favoritismo entre empleados, para así no dar cabida a la dañina envidia. Lo ideal es ser justo con todos los miembros de la organización por igual.

Compromiso

cultura empresarial
El compromiso es más que necesario en nuestra empresa.

Un miembro de una empresa sin un compromiso real con su compañía es un gasto. En cambio, los trabajadores que muestran verdadero interés por ayudar a impulsar su empresa, son un activo valioso.

Por ende el compromiso es parte fundamental en la lista de valores de la cultural empresarial que denominamos exitosa.

¿Cómo fomentarlo?

Lo principal es conocer a tus empleados. Si sabes qué los motiva, qué los impulsa, cuáles son sus metas a corto mediano y largo plazo; podrás fomentar el compromiso alineando sus intereses con los de la empresa.

Si puedes demostrarles con hechos, que en verdad forman parte del motor de una organización, y que ésta también trabaja en pos de sus intereses; tendrás miembros que en realidad sean activos valiosos, y no un gasto.

Una de las claves para fomentar el compromiso es ofrecer oportunidades de crecimiento a nivel interno. Ya sean oportunidades salariales, de realizar estudios, de ascender, y las oportunidades de obtener reconocimiento.

Puntualidad

Dicen que con el tiempo la disciplina vencerá la inteligencia, algo que aplica muy bien a la puntualidad en las empresas.

La puntualidad es uno de los valores en la cultura empresarial, que puede convertirse en un problema si no se cumple a cabalidad.

Es quizás uno de los puntos donde debemos ser más rígidos, pues su incumplimiento puede desbordar indisciplina en la organización.

En el caso de las reuniones, por ejemplo, a menos de que haya una razón real para la impuntualidad; es preferible empezar la reunión a la hora estimulada, aunque falte alguien.

De igual forma, premiar  y reconocer la puntualidad, es otra forma de motivar a nuestros subalternos a ser más responsables con los horarios.

No existe mucho que hacer ante la impuntualidad, pero es importante no tolerarla, y excusarla sólo cuando exista una razón real.

¿Qué otros valores de la cultura empresarial de nuestra organización consideras importantes? Recuerda dejarnos tus comentarios.

Puntuación General
[Total: 1]

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1
×
Hey! Estamos Online! Si quieres puedes enviarnos un Whatsapp. Haz click otra vez en el icono! 😜